LAS TETAS AL AIRE COMO SIMBOLO DE LA REVOLUCION FRANCESA EN LA PINTURA DE EUGENE DELACROIX
 
            En el famoso cuadro de Eugène Delaqcroix “La libertad guiando al pueblo” representa a este principio, símbolo de la Revolucion en Francia, como una heroina con las tetas al aire portando la bandera nacional
            Ferdinand-Victor-Eugène Delacroix nació en Charenton-Saint-Maurice (Francia) en 1798 y murió en  París en de 1863. Según algunos, Delacroix pudo ser hijo biológico del político Talleyrand. De todas formas, Eugène fue registrado como hijo del político Charles Delacroix, Ministro de Exteriores del Directorio (Francia), y de Victorie Oeben, que pertenecía a una familia de ebanistas, artesanos y dibujantes. En 1815 siguiendo la recomendación de su tío, el pintor Henri-Francois Riesener, Delacroix entró en el taller del pintor neoclásico Pierre Narcisse Guérin, donde Théodore Géricault y el Barón Gros fueron sus maestros. Visitaba frecuentemente el Louvre, estudiando y copiando a los grandes pintores que admiraba: Rubens, Velázquez, Rembrandt, Paolo Veronese.
            El artista frecuenta los salones literarios donde conoce a Stendhal, Mérimée, Victor Hugo, Alexandre Dumas, Baudelaire. Melómano apasionado, se relaciona con Paganini, Frédéric Chopin, Franz Liszt, Franz Schubert, entre otros; Delacroix prefiere la amistad de músicos, escritores (George Sand) y poetas a la de los pintores de su época.
            Fue el más emblemático pintor del movimiento romántico aparecido en el primer tercio del siglo XIX, cuya influencia se extendió hasta los impresionistas.
            En el cuadro “La libertad guiando al pueblo” el lienzo representa una escena del 28 de julio de 1830 en la que el pueblo de París levantó barricadas. El rey Carlos X de Francia había suprimido el parlamento por decreto y tenía la intención de restringir la libertad de prensa. Los disturbios iniciales se convirtieron en un levantamiento que desembocó en una revolución seguida por ciudadanos enojados de todas las clases sociales. No existió un único cabecilla. Por eso Delacroix representa a la Libertad como guía que conduce al pueblo. Tampoco está representada de una forma abstracta, sino que es una figura alegórica muy sensual y real.
            Las tetas al aire de la heroína protagonizan esta impactante pintura y una de las obras mas importantes y admiradas de Delacroix.  
 
© 2017 TETAS ARTIS

33466