EL MANIERISMO HOLANDES DE MARTIN VAN HEEMSKERCK

Martin van Heemskerck es uno de los principales retratistas holandeses.  Su estilo juvenil se enmarcó en un manierismo «de segunda mano», aprendido mediante fuentes indirectas, como hicieron todos los artistas europeos que no podían viajar a Italia. Por ello, cuando él viajó a Roma, su arte experimentó un vuelco, si bien se mantuvo fiel a una estética sofisticada y muy ornamental. Sus figuras alargadas recuerdan a Tintoretto y El Greco.  Este cuadro  de Venus y Amor se conserva en el Wallraf-Richartz-Museum de Colonia.

© 2017 TETAS ARTIS

32545